Vientos de cambio

¡Buen Jueves amigachos!

Supongo que habreis notado (o no) la ausencia de entradas en el blog estas últimas dos semanas y creo que es de cajón que debiera a dar algún tipo de explicación aunque sea breve.

Pongámonos en antecedentes, llevo un porrón de tiempo (casi desde que llegué a la mayoría de edad) con algún tipo de local alquilado para jugar a esto del Rol, Miniaturas y antaño tablero. He estado en sitios mejores y otros no tan buenos, creo que en total he pasado por cinco locales diferentes, permitidme perderme en los mares del recuerdo.

Creo que nuestra singladura comenzó en las aulas de la Casa de la cultura de Pozokoetxe, un lugar que nos cedían entre semana para ir a jugar la partidilla, finalmente es algo que no nos convenció por que cerraban a las 8:30 y no abrían los fines de semana. El sitio en general estaba bien, había una taquilla para dejar las cosas, las mesas eran durillas, las sillas cómodas, lo único que podríamos decir que era malo es que en la sala de al lado la usaban los de la tercera edad para hacer tai chi, aerobic o alguna cosa así, el suelo era de moqueta y había días que quedaba un olor a pinrel bastante interesante.

El asunto es que entonces decidimos alquilar un local para la asociación y alquilamos una lonja grandota y vacio. Paredes de cemento, suelo de cemento, sin luz eléctrica, etc… creo que se hizo el apaño poniendo fluorescentes, amueblamos con lo que encontrábamos de gente que tiraba para reciclar antes de que apareciesen los traperos (cosa que es muy habitual en locales de por aquí). Entramos con gente que no se dedicaba a nuestra actividad para pagar cuanta menos cuota posible.

La época de ese local fue una época realmente confusa y divertida, creo que aguantamos unos cuantos años en el pero en mi memoria queda grabado cómo “El local del desfase”. Hasta el punto que al final nos denunciaron y tuvimos que dejar el sitio.

El tercer local en el que entramos fue un pequeño garaje en una plaza, aquello era un antro, era estrecho, con un segundo piso no declarado del cual las vigas estaban ancladas en huecos escavados en las paredes. No aguantamos ni un mes.

El cuarto fue un local de largo recorrido, una antigua peluquería con segundo piso de madera, un sitio estrechito pero bastante acogedor. Entro gente que no jugaba a rol ni nada por el estilo pero el ambiente era más de tranquis, al final era más un local “para estar” que para jugar, apalanques de Domingo a la tarde viendo peliculas y ese tipo de cosas. Pero los fines de semana siempre se quedaba para partida.

El actual en el que estamos yo entré un poco más tarde cuando ya estaba montado pero sus buenos 5 años ya llevo en él. Es un local situado en una entreplanta dedicado únicamente para jugar y pintar. Ahora mismo estamos en un momento un poquitin delicado. Al sitio le empiezan a pesar los años, una instalación electrica antigua que se ha visto agravada por un problema de humedades que ha requerido obra y todo. Además perdemos gente por lo que la cuota sube.

Bueno pues de esto que más o menos a mediados del año pasado nos dicen que otros dos grupos está buscando sitio para jugar y que podrían unirse a nosotros. La cosa ha sido montón de rara y por lo menos para mi bastante precipitada, al final termina el asunto con que varias personas han comprado un Txoko  y en el sotano que es más grande que nuestro actual local van a montar local para juegos mientras que el piso de arriba se queda cómo eso, cómo txoko.

Nos han extendido invitación para unirnos a ellos, y ha habido un importante debate que culminó este fin de semana pasado en la reunión en la que decidimos dejar el local actual.

En mi caso estas semanas han sido de reflexión y de repensar las cosas, sin intención de contar demasiado de las condiciones en las que entramos voy a hacer un pequeño recopilatorio de mis inquietudes.

Pues lo primero y más importante son temas de espacio, a mi tener un txoko pues no me interesa demasiado y que el espacio para jugar sea más grande pues está bien pero no se si será suficiente para todos los que vamos a entrar.

Las cuotas son bastante más baratas y no dependen de la gente que esté, por lo que no van a incrementarse y van a descender seguramente. Lo cual es un plus.

Otra de las inquietudes que tengo es que hay un montón de curro en ese sitio, por que lleva vacío un porrón de tiempo. Y no se si con la entrada propuesta dará para cubrir los arreglos necesarios.

Al final ha sido más un proceso de hacerme a la idea de que me cambio de local que de decidir si entraba o no, si todo el mundo se va el local actual en el que estamos chapa seguro así que casi no hay alternativas y algunas de las condiciones exigen que debamos entrar de inicio en el nuevo local por temas de “cupo”.

Y bueno, eso es todo. Lamento estas semanas de inactividad y la chapa que no interesa a nadie sobre paranoias de un desgraciado. En las semanas siguiente retomo el funcionamiento habitual del blog, he visto varias peliculas, he leído algunos libros (Todas las Hadas del Reino me ha encantado, voy a hablar de ello fijo) y en general tengo cosas de las que escribir.

Anuncios

2 comentarios en “Vientos de cambio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s