Mundos de D&D: Reinos de Hierro

¡Buen Jueves amigachos!

Me está costando horrores sacar entradas este mes de agosto, voy a reconocerlo. Pero vamos a intentar hacer algo decente.

Estaba planteándome si hacer esta serie de entradas por orden de aparición o de mundos que más me gustan a mundos que menos me gustan-más raros (marcianadas cómo Spelljammer y eso). He preferido hacerlo del segundo tipo por que hay entornos de campaña de los que no tengo material apenas, así que esos los englobaré en una única y futura entrada (cómo el extraño caso de una partida de Dragonlance que no era Dragonlance).

Pero a lo que vamos.

El mundo

Reinos de Hierro no nos presenta un enorme atlas con miriadas de naciones ni nada por el estilo, simplemente detalla una esquina de un continente situado en un mundo fantástico llamado Inmoren Occidental. Inmoren occidental antaño fue una serie de pequeñas naciones (y un imperio más al norte) con tecnología casi medieval, pero todo eso cambió con la llegada de los invasores Orgoth.

Los Orgoth vinieron de más allá del mar situado al oeste llamado Meredius, los Orgoth, adoradores de oscuros y enigmáticos dioses sojuzgaron las naciones de Inmoren Occidental gracias al poder de sus armas y a la magia de sus poderosas “brujas de guerra”. Algunas ciudades resistieron, pero en general todo el continente vivió cómo esclavo bajo el yugo Orgoth durante más de 800 años.

Hacia falta algo lo suficientemente poderoso como para enfrentarse a este titanico rival y los magos de las ciudades libres comenzaron una guerra armamentística que trajo las armas de fuego, los preparados alquímicos y por último la fusión de la magia y los artefactos mecánicos llamada Mekanika.

Gracias a estos adelantos y a una alianza de pueblos libres llamada la Alianza de Hierro se forjaron unas enormes máquinas de guerra llamadas Colosales que fueron usadas para expulsar al invasor hacia el mar. No fue algo repentino, si no que las batallas fueron ganándose a costa de sangre, sudor y lágrimas, mientras los Orgoth en su huida se dedicaban a destruir todo aquel rastro de su presencia en el continente, haciendo desaparecer todos sus archivos, estructuras y artefactos. Finalmente la gente libre de Inmoren había logrado hacer suyo el mundo y se firmaron unos tratados llamados los Tratados de Corvis en los que se establecía el reparto de los territorios a las diferentes naciones.

Se asiste al nacimiento de las naciones de Cygnar, Khador, Ord y Llael, y más adelante a partir de un cisma religioso nacerá otra nación llamada El Protectorado de Menoth. Además hay una nación elfa llamada Ios y otra enana llamada Rhul que se mantuvieron más a o menos neutrales durante la ocupación Orgoth, y por último una ultima facción llamada Cryx que es un reino de pesadilla gobernado por un temible Dragón.

A día de hoy los Tratados son poco más que papel mojado y durante los últimos años ha habido numerosos conflictos de baja intensidad entre las diferentes naciones. Se respira una tensa espera antes de un enorme conflicto.

Y bueno hasta ahí la historia, pero vamos a decir en general que se trata de un mundo que combina las armas de fuego y maquinaria steampunk con elementos clásicos de fantasía cómo Elfos y Enanos. En su día me encandiló por que dentro de la suspensión de la incredulidad es muy coherente, está redactado de forma muy evocadora y el apartado artístico me parece sobresaliente.

Todo esto terminaría descarrilándose, pero no adelantemos acontecimientos.

El Material

Pues todo empezó con estos 3 libros.

ik01

Cuando salieron estos módulos de la trilogía fuego de brujas de mano de la Editorial Edge, cuando se dedicaba únicamente a editar Juegos de Rol, recuerdo que la gente decía que eran unos módulos de puta madre, muy bien escritos y entretenidos.

Mi copia fue adquirida en la extinta Dland de Bilbao y la verdad es que en su época (2001, wow, ya más de 15 años) fue un soplo de aire fresco. Estos manuales requerían el uso de los manuales básicos de D&D, pero hay que reconocer que los módulos fueron lanzados un poco así a la aventura. Vivíamos en una época en plena explosión del sistema D20 donde todo el mundo parecía así cómo con ganas de coger su trozo de pastel y se publicaban entornos de campaña cómo churros, ahí tenemos el Reinos de Khalamar, Tierras Heridas, etc…

Esta pequeña y desconocida empresa de Estados Unidos optó por empezar su singladura publicando tres módulos en los que poco a poco iban perfilando su entorno de campaña llamado Reinos de Hierro.

Este primer módulo llamado La noche más larga, es un libro en tapa blanda de 64 páginas, tiene papel satinado pero su interior es completamente en blanco y negro. Con unas ilustraciones a tinta realmente chulas y una maquetación a doble columna muy simple pero chula para la época en la que fue publicado.

En este primer módulo los personajes llegaran a Corvis la ciudad de fantasmas, donde serán contratados por el dirigente de la iglesia local para investigar extrañas desapariciones de cadáveres.

En el viene una descripción somera de la ciudad de Corvis, la aventura en sí, un pequeño bestiario y un dramatis personae.

ik02.jpg

Las sombras del exilio es el segundo módulo, y es un manual de 64 páginas con idénticas características al anterior.

En este módulo los jugadores deberán perseguir por los pantanos al villano de la campaña (así sin hacer mucho spoiler).

Además se nos perfila aún más el mundo de los Reinos de Hierro.

ik03.jpg

Y este es el manual donde desenlaza la campaña, que sorprendentemente es un manual de 96 páginas.

Y no quiero hacer mucho spoiler, pero hay una batalla, no-muertos y bastante emoción.

Vale, hasta aquí todo correcto y parecía que incluso la empresa estaba sorprendida de la buena acogida de los módulos, así que la gente pedía que sacasen un manual de entorno de campaña. Un estudio tan pequeñito con un proyecto tan grande tardaron un montón en sacar los manuales, pero nos dejaron esto como solución de compromiso.

ik04.jpg

Es un libretillo de 64 páginas que mantiene el formato de los anteriores módulos y parece un poco cajón de sastre, vienen los humanos organizados por etnias, introducen enanos, elfos Iosanos, elfos invernales (Nyss), Gobos y Bogrin (que son goblinoides), Ogruns (una especie de ogros) y Troloides.

Además incluyen una serie de modificaciones a las clases de personaje básicas (por ejemplo presentan un explorador sin conjuros), nuevo equipo (armas de fuego y esas cosas) y los dioses del mundo con sus cultos, dominios, etc…

La verdad es que en aquella época se les perdonaba este tipo de cosas, pero a mi siempre me ha dado la sensación de que no se leyeron las reglas a la hora de hacer este manual. Había cosas que estaban bastante descompensadas y otras que no cuadraban en el marco del reglamento, no se cómo si más que ganas de hacer algo equilibrado sólo hubiese ilusión y buenas intenciones.

Ahora discutamos sobre esto.

ik05.jpg

No voy a hablar del juego en sí, si no de su impacto en el mundo de juego. El juego de miniaturas salió creo que entre La sombra del Exilio y la legión de las armas perdidas, pero este Warmachine prime fue publicado entre el lanzamiento del Lock and Load y el Monstruonomicon, hasta entonces tirábamos de las reglas básicas que venían en los starters y de las estadísticas que venían en cartas impresas que acompañaban a cada figura en el blister-caja.

En un principio el juego de figuras no estaba publicado por Privateer Press si no que lo hacia otra empresa llamada Rivet Games pero posteriormente (cuando se dieron cuenta de que las figuras daban más dinero que los libros) unificaron las dos empresas.

En un principio a mi me pareció la ostia el juego de miniaturas, era rápido, era relativamente barato, era divertido y además compartía trasfondo con un mundo que me encantaba pero al final de la entrada ya contaré cómo me siento ahora mismo.

Bueno posteriormente se publicó el Monstruonomicon, del cual no puedo sacar scan por que lo tiene un amigo. Que decir de este bestiario además de que me parece el mejor bestiario publicado hasta la fecha de dungeons and dragons. Lo más característico de este libro es que a pesar de mantener la estética en blanco y negro tiene unas ilustraciones chulisimas y ademas utiliza dos páginas para describir cada una de las criaturas contenidas en él.

Y también es muy reseñable es que no es un bestiario “aseptico” en el que te describen las criaturas “y ya”. El libro está escrito por un estudioso llamado Victor Pendrake y en cada entrada te cuenta un pequeño relato de cómo se encontró con dicha criatura. Es realmente chulo.

Bueno, finalmente se anunció que sacarían a la venta el manual básico, que pasarían a ser dos manuales.

ik06.jpg

Este primer volumen de 400 páginas (una pasada de páginas para la época) es La guía de personajes de Iron Kingdoms. El simple mejor hecho de sacarlo me ha hecho surgir un sentimiento de “como mola” del pecho al tiempo que suelto un suspiro de resignación, pero a lo que vamos.

Esta impreso en papel satinado, en tapa dura, ilustración a doble columna y en blanco y negro (cómo toda la colección). En este libro nos viene todo lo necesario para jugar a Reinos de Hierro, tenemos las razas con su descripción y sus ajustes a la hoja de personaje, tenemos clases de personaje nuevas cómo el Pistolero Arcano o el Mecanico arcano, clases de prestigio, nuevas dotes, los dioses con sus dominios, nuevo equipo y un pequeño tratado sobre mécanica y armas de fuego.

A mi este manual me encantó en su día pero voy a confesar que me produce sentimientos enfrentados, el sistema D20 “estandard” no le queda del todo bien a esta ambientación y el trabajo de adaptación se quedó corto para mi gusto. Pero bueno.

Y el segundo manual es este.

ik07.jpg

Que es La guía del mundo de Iron Kingdoms, otro manual de 400 páginas de idénticas caracteristicas a los anteriores, en este se nos habla de todos los aspectos del trasfondo. Desde historia, astronomía, comercio, etc… Una lectura montón de interesante sin lugar a dudas.

Y bueno, se publicó otro manual en castellano pero yo no llegué a comprarlo llamado Liber Mechanica. Y de warmachine se publicaron todos los libros hasta Superiority creo, pero tampoco los tengo.

Mi relación con el mundo

Jugamos en nuestro grupo Witchfire y nos encantó, intenté montar partida en Reinos de Hierro después pero no cuajó, puede que fuese por que dejamos Greyhawk en un impasse para jugar Witchfire y cuando terminamos volvimos a retomar Greyhawk.

Aún así a mi me flipó de siempre este entorno de campaña, muy detallado, super chulo y además con juego de miniaturas.

¿Pero que es lo que me ha pasado con él?, el juego de miniaturas ha resultado ser mucho más rentable para la empresa que el juego de rol y ha pasado de ser un trasfondo que llevaba de la mano Rol+Figuras para pasar a ser un juego de rol de un juego de figuras pegado a él (un warhammer fantasy vamos) con todo lo malo que esto acarrea.

Esto es, que los personajes de los jugadores van a ser siempre segundones y toda la importancia va a recaer en los personajes del juego de figuras (los protas), que igual montas una expedición a un bosque perdido y de repente te dicen “no, es que ese bosque fue arrasado por Piticlín el magnifico” (el clásico fenómeno ¿donde están los goblins?, se los llevo la guerra) y que el trasfondo al final avanza de aquella manera (y ahora el juego de rol está ambientado 30 años en el futuro, ¡viva!).

He dejado incluso de jugar al Warmachine por que ellos mismos se están follando su propio trasfondo con cosas cómo “no es que ya no se usan colosales por que no salían rentables para las arcas de los estados” ¿cómo se llama uno de los últimos suplementos? “Colosals”, con un par.

Además el juego de rol que han publicado ahora me parece la cosa más bastarda y rara que me han echado a la cara a día de hoy. Buscad buscad, que hay un vídeo en el que salen jugandolo con escenografía, metros y polladas así.

Así que nada, se trata de uno de mis mundos favoritos pero del cual menos ganas tengo de jugar. Así soy yo, incongruente hasta el fin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s