Mis problemas con D&D 4ª

Bueno, creo haber hablado anteriormente de un tema parecido. Pero hoy me he encontrado con ganas de tratar este tema con un poco más de profundidad.

Servidor comenzó a jugar a rol tarde, con 18 añazos. Mis primeras partidas fueron a Vampiro: La mascarada (juego que ahora no me gusta, curiosidades de la vida). Pero a mi lo que me gustaba era Dragones y Mazmorras, leía Dragonlance desde hace un montón de tiempo y jugaba a los Baldur´s Gate que me encantaron. Así que cuando me dijeron que habia gente del grupo jugando a AD&D me apunté.

No recuerdo demasiado de mi primera partida pero de lo que si me acuerdo es que jugué con el personaje de otro, un Druida hecho por Jaime. En aquel entonces no lo pensé, pero supongo que me dieron un personaje de alguien que no jugaba por que supondrían que no volvería a la partida. Después de varias partidas me dejaron hacerme personaje y me hice un Paladín.

Desde entonces y hasta el día de hoy hemos jugado ininterumpidamente a AD&D (y a otros muchos juegos), hemos generado anecdotas como para parar a un carro. Algunas divertidas, otras no tanto, pifias asombrosas y criticos brutales, personajes memorables ya sea por que lo hicieron bien o por que eran unos zotes, etc, etc…

Yo empecé mi andadura con AD&D, y sobreviví con mi segundo Paladín (el 8º hermano del primero) a una campaña de un año y pico antes de que saliese D&D 3ª edición.  Cuando salió 3ª nos cambiamos de sistema y jugamos con el, no nos cambiamos a 3.5 cuando salió por que nos pareció un timo volver a comprar todos los manuales y habia gente que no le gustaba que quitasen los “Bufos” de una hora por nivel (los he visto incluso maximizados y potenciados).

Así que la mayoría de mi “Consodilación Rolera” fue con el D&D D20. Cuando anunciaron 4ª edición la  seguimos con curiosidad, al principio habia mecanicas que si que me gustaron (la idea de poder funcionar sin un clerigo me gustaba) pero a medida que leiamos más y más no terminaba a convencernos.

Yo  suelo leer mucho en internet más que nada para mantenerme informado. Leí todas las noticias sobre el affaire Dragon/Dungeon y conocía a la editorial Paizo por que intenté masterear Shackled City (murieron todos al final del primer modulo :P). Cuando Paizo anuncio que se quedarían en D20 a mi me entró la curiosidad, yo personalmente viví todo el playtest del Core desde el Alpha 2 hasta que salió el Core a la venta. Que lo compré el Core en PDF por 10 dolarines y un amigo me lo imprimió en el curro a color.

Finalmente también conseguimos una copia del Manual del Jugador de D&D4ª en Inglés, no se si os acordareís pero se filtraron las maquetas a la Internet una semana antes de su lanzamiento, hubo mucha especulación con este tema, que si lo habia hecho la propia empresa para crear Hype, que si habia sido un empleado descontento de wizards, etc…

Así que la maqueta pasó por nuestra impresora, y empezamos a hecharle un vistazo.

Y aquí es donde empieza nuestra época actual con D&D.

Respecto a D&D 4ª, como ya he dicho llevamos jugandolo desde la maqueta esa de internet que imprimimos. Se que pensareís que es un poco ruín pero tenemos la mayoría de la colección impresa y no comprada. Ahora parece que alguien está empezando a comprar los manuales, pero nosotros hemos sido del tipo ahorrativo/gumias con D&D 4ª, y hemos tirado hasta ahora de estos manuales y del Character Builder pirata.

Hemos empezado 4 campañas y actualmente jugamos 3. Lo más lejos que hemos llegado es hasta nivel 10 con los personajes de la primera campaña que empezamos (y que seguimos jugando), he jugado con los 4 roles de personaje, Striker, Defender, Leader y Controler. Picaro, Mente de Batalla, Bardo y Invocador respectivamente, no se cuantas horas han sido en total pero la gran mayoría de los Viernes solemos jugar a 4ª así que supongo que tendré una opinión bien formada sobre el juego.

A mi personalmente no es un juego que me apasione, no obstante reconozco que me parece divertido hasta cierto punto. Al final no deja de ser una excusa para reunirse con los amigos, hecharse unas risas, hacer el cafre y tirar dados pero para mí tiene varios puntos que no me terminan a convencer.

Yo creo que el juego ha tenido bastantes aciertos, entre ellos el simplificar las “Defensas” me parece muy buena idea. Pero lo que no me parece tambien es lo de las salvaciones, yo creo que a la hora de meter estados deberian haberlo hecho de otra manera.

No depende de nada en absoluto que tengas buena constitución para librarte de un veneno por ejemplo. Si, la idea es que tu constitución se suma a tu defensa de Fortaleza, pero es el malo quien tira el dado y no depende de ti ni de tu pericia el sobreponerte a ello.

Por que luego termina tu turno y tiras para salvarte, y normalmente van al 50%…

En el tema de clases, creo que han hecho un buen esfuerzo por que estén todas equilibradas y para mi al menos es el D&D más equilibrado que se puede encontrar.

Pero yo soy un jugador realmente raro por que a mi la falta de equilibrio no me molesta en absoluto. No entiendo esa obsesión por que todos los personajes viajen por diferentes caminos para que finalmente lleguen al mismo sitio. De toda la vida ha habido gente mejor que otra, gente más poderosa, más fuerte, más rapida, más guapa, etc…

Normalmente en una partida de Rol juegas en un grupo en el que cada personaje aporta aquello que sabe hacer. Si fulanito mete ostias como panes y está de tu lado ¿es que no es algo bueno para todos?, ¿realmente la gente mira al compañero de al lado con envidia por que tiene mejor personaje?.

Eso si, otra cosa completamente diferente es que un Personaje sea capaz de hacerlo todo, o que deje a otros personajes sin nada que hacer. Yo lo he vivido en epicos de 3.0, que jugaba con un guerrero y era empezar un combate, llegaba el turno del Hechicero que lanzaba Detener el Tiempo descargaba todo lo que tenia mataba a montones y tu te quedabas con cara de WTF?!.

Y en el tema de clases…, otro tema importante es que al final tienes una tabula rasa, todos los personajes funcionan en su base igual, tienen el mismo número de At Will, Encuentro y Diarios.

Yo personalmente creo que dentro de sus roles hay una buena diferenciación de las clases, así que no es lo mismo ver funcionar a un Señor de la Guerra que a un Clerigo por ejemplo. Pero para mi gusto las clases se encasillan un montón. Si que hay un amplio margen de personalización, pero realmente no hay demasiado margen a la inventiva, al final los de Wizards te presentan una build que es buena en algo y tu la vas mejorando a tu gusto. Así que cada uno se crea su combete y lo explota hasta la saciedad haciendo todo el rato lo mismo.

Otro problema es que las opciones para hacer fuera del combate son poquitas, las habilidades para mi gusto se quedan bastante cortas. Y no tienes poderes chulos para utilizar al estilo “conjuros miscelaneos”, han intentado hacer algo así con los rituales. Pero macho… minimo son 5 minutos de tiempo dentro del juego para hacerlos y siempre siempre tienes que pagar el coste de materiales.

Yo que se, hubiese estado bien algun poder para cambiar de apariencia, algun bono a habilidad, volar fuera de combate, etc…

Y es que D&D siempre ha tenido sus clases orientadas al combate, después de todo es un juego de aventuras. Pero eso nos lleva otro de los problemas que hemos obvservado en 4ª que es la duración de los combates. Para mí un encuentro con el malo final que dure una hora y media o dos horas me parece muy guapo, pero es que en D&D 4ª es la tónica habitual de todos los encuentros tirarnos dos horas minimo. Nuestro record de más encuentros seguidos en una tarde es de 3, y nuestro record de menos encuentros seguidos es una tarde entera para que al final tuviesemos que salir corriendo o moriamos todos.

Asi que al final, tienes tus dos encuentros a vida o muerte. Te sale un encuentro de interpretación (así los llaman) y siempre te coge a contrapié. Hay opciones de poderes de utilidad para usar fuera de combate si, pero sinceramente vas a sacar mucho más partido a esas opciones para pillar algo que te venga bien en combate que para hacer otra cosa, por que pasas más tiempo moviendo figuras en un tablero que en otra cosa.

Y a eso vamos, que tenemos un master de 4ª que nos dice “no os engañeís, esto es un juego de tablero. Yo lo dirijo como si fuese un Hero Quest”.  Da que pensar…, ¿por que opinará así del juego? Nosotros en 3.0 nunca llegamos a usar un tablero para representar un combate, cuantas partidas habremos discutido sobre “no, es que yo he dicho que no me acercaba así que esa bola de fuego no me la como…”

Pero ahora lo necesitamos para cualquier cosa, incluso hace menos de un año he visto usar un tablero en una partida de Vampiro: Edad Oscura. Yo no creo que el usar miniaturas sea algo necesariamente malo, sirve para hacerse una idea general de como estan las cosas en combate.

Pero el problema en 4ª es que se convierte en un obligatorio su uso. Todos los poderes vienen expresados en casillas, la situación en combate es fundamental para coger ventajas de combate, evitarlas, amenazar espacios, etc… no se como explicar el asunto, pero es como si fuera de un tablero no podrías hacer nada.

Bueno, y eso es todo. A pesar de lo que he dicho yo mientras alguien ponga partida voy a seguir jugando, no es un juego que realmente me apasione pero al final es la mesa, los compañeros los que convierten al juego en divertido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s