Evolución de un Friki

Hoy he tenido otro viaje en el metro, esta vez me ha tocado hacer 22 paradas. Lo peor, es que ha sido por iniciativa propia.

Así que toca nueva paranoia.

He ido hacia Guinea Hobbies, en Algorta, a comprar masilla para conversionar miniaturas, desconozco si hay alguna tienda en Bilbao que lo venda, y ante mi desconocimiento, he preferido ir al sitio donde se seguro que lo venden. Me he arrepentido un poco, sobre todo despues de 45 minutos sentado en el mismo sitio.

Se me ha hecho bastante eterno, a pesar de que llevaba el movil cargadito de musica, al menos, a partir de San Ignacio el metro va por la superficie y hay paisaje que ver…

Pues en el metro, analicé un poquito las cosas que he hecho en mi vida…

Primera etapa:

Aprendí a leer rapido gracias a los comics, basicamente mi primo me dejaba tebeos de Mortadelo y Filemon y queria entender lo que decian, siempre preguntaba “y esto que significa”, la verdad es que Mortadelo y Filemon me han acompañado toda la infancia, ¡Gracias Ibañez!

También como podría llamarlo, era un yonki del salón recreativo del barrio, me pasaba hay todas las tardes, jugando a las maquinitas o viendo como jugaba la gente cuando me quedaba sin dinero (con 100 pesetillas pasaba toda la tarde, ¿quien podría decir algo parecido en estos dias que corren?). En el salón recreativo conocí a mucha gente, con la que compartí partidas, risas y admiración “¡Miraaaa, esta en el monstruo final del Samurai Showdown!”. Todavia recuerdo con una lagrimilla esos momentos en los que nos apiñabamos en una recreativa viendo como un chico “mayor” sudaba la gota gorda en el ultimo nivel, inconscientes de que nuestros atentos ojos añadian más presión al momento.

Además fue por esa epoca cuando me interesé por el modelismo, hice una colección por fasciculos de Aviones de Guerra, que no terminé. Yo pensaba que eran aviones para jugar, así que los intente pintar para que quedasen “guapos” pero no tenia buenas pinturas. Y la verdad es que es cierto por que me estafaron vilmente, fui a comprar las pinturas a la tienda de arte del pueblo, y pedí “pinturas para plasticos” y me vendieron “Pintura plastica”…, combinado con mi revolucionario metodo de pintado de sumergir los misiles en pintura para ahorrarme el pintado, la mayoria de esos aviones terminaron en la basura.

Segunda etapa

Creo que no pasaba de los 13 cuando rompimos la hucha que teniamos desde pequeños donde metiamos los dineros que nos daban. Todavia recuerdo ver aquellas monedas verduzcas y billetes mohosos (logico, casi una decada en una lata de hojalata). ¡Yo tenia ahorradas la astronomica cifra de 10.000 pesetas!, feliz de contento y comrpador habitual de una de esas revistas/propaganda de videoconsolas (en mi caso Nintendo Acción) pedí una Super Nintendo por correo al antiguo centros mail, no se muy bien que ocurrió, pero creo que no me llegaba y lo que quedaba lo puso mi padre…, mi madre siempre me dijo, que si no me hubiese comprado la maquinucha mi padre hubiese comprado un ordenador…, no voy a negar que por aquel entonces no me importó demasiado (¡tenía un super nintendo!). Jugaba a la supernintendo en casa, pero seguia saliendo al salón recreativo, donde conocí a un chico llamado David, nos convertimos en uña y carne, el venia a mi casa a jugar (a pesar de que su profesor de musica fuese vecino mio) e incluso tuvimos la suficiente confianza como para intercambiar las consolas (el tenia una Mega Drive, nunca se lo dije, pero los juegos de la mega drive me parecian malos…).

El dueño del Salón recreativo se jubiló (o eso creo recordar), y traspasó el negocio a otro grupo de personas. Al principio hubo muchas novedades, ¡recreativas con asientos!, ¡Simuladores de vuelos!, ¡recreativas para 4 personas!. Pero al final el cambio de gerencia se notó, los nuevos eran más secos, y…, no se, en definitiva ese no era nuestro salón recreativo (además con la llegada de la Play se iban poniendo cada vez peor las cosas).

Así que empezamos a leer Mangas y a jugar consola. Pero eso no es todo, tambien le dimos al magic y a más cosas que no recuerdo … Los sabados bajabamos a bilbao, y nuestra ruta habitual era la  Libreria Joker (toquetear y comprar comics), Centros mail (jugar a las consolas que era gratis), Corte Inglés de Moyua (más consolas gratis). Esa era la dinamica habitual, hasta que quitaron las consolas de Centro Mail y solo pasabamos para ver novedades (luego ibamos al Corte XDDD).

Tercera Etapa

Repetí curso varias veces (siempre me han dicho que más por vago que por tonto) y en una de las clases de apoyo conocí a Israel, lo bien que lo pasé en clase esa temporada con Israel no me lo quita nadie. Con Isra también trabé amistad que sobrepasó las clases, algunas veces Isra, David y yo hicimos la ruta del mal por Bilbao y llegamos a ir a algunas jornadas de Manga y Anime juntos.

Durante esa temporada, David y yo nos empezamos a distanciar, el seguia leyendo manga, pero a mi ya no me gustaba tanto, para mi el Manga caia en dos vertientes “Flipadas” y “Idas de Olla”, empezabas una nueva serie, y se parecia a las viejas… Además me empezaban a gustar más las novelas de fantasia, como Dragonlance. Me aficioné sobremanera a esa saga, y los más de 40 libros de mi estantería lo atestiguan.

Cuarta Etapa

Tenia un ordenador, y jugaba habitualmente a el así que fuí dejando la consola. Sobre todo por que no me actualicé a la nueva generación (David tuvo una Nintendo 64, que solia traer a casa para jugar)

Cuando me matriculé en el instituto para hacer FP, Israel se habia matriculado también. Y me dijo que iban sus amigos con los que jugaba a Rol, me presentó a Jaime, que por aquel entonces mastereaba una partida de vampiro. Fue bastante subrealista y todavia me pregunto como continúe jugando. El chico que tenia delante, se hacia llamar Dayma, dentro del juego hacia cosas raras y tenía acento Gallego (más tarde me enteraría que ni era Gallego ni era na), el resto de jugadores, pues no recuerdo, solo recuerdo lo que me impactó.

Creo que jugué un par de partidas más de Vampiro, hasta que no se por que se dejó. Entonces me enteré de que otro chico al que llamaban Tunen (más tarde me enteraría que se llamaba Ruben). Ponia partida de AD&D (yo conocia AD&D por Dragonlance y la saga de videojuegos Baldur’s Gate), le pregunté si podía jugar y me dijo “si vas a continuar si”. Jugué la primera partida con un personaje prestado (de Jaime, un druida), pero luego pude hacerme una ficha (lo pasé muy mal, es un poco escabroso si no te lo explican), Sir Simon Belmontun el 9 hijo de una larga tradición familiar de paladines. Ese personaje fue conocido como Ballestor… por que pegaba de puta madre con Espada pero preferia usar la ballesta. El resto de jugadores eran Gallego, Lauren, Fran, Pareja y Kuman (me sorprendió no ver a Isra, luego me enteraría que no le gustaba AD&D).

He de decir que ballestor murío desastrosamente a manos de otra persona un dia que falté a la partida. Así que tomé las riendas de mi segundo personaje, otro paladín apellidado Belmont. Esa campaña la terminamos, al final solo quedamos Fran con su explorador, Kuman con su Clerigo y yo con mi Paladín. Lauren habia muerto, pero como su anterior PJ era el malo final de campaña nos tuvimos que enfrentar a el…

Quinta Etapa

Jugabamos a rol, y jugabamos mucho, en la Casa de la Cultura casi todos los dias a las tardes y en La Casa del Pueblo. Hemos jugado partidas mitiquisimas, a Star Wars a AD&D, Ars Magica, In Nomine Satanis, etc… tantas que podría pasarme hojas y hojas hablando de ellas…

Así que me picó el gusanillo y como siempre me ha interesado la cultura Nipona compré La Leyenda de los Cinco Anillos, y me adelanté a poner partida. De alguna manera, no se por qué pero gustó, y estuvimos todo un verano jugando todos los dias, mañana y tarde (hasta el punto de que me quemé). Libros de rol, compré bastantes, Leyenda, Hombre Lobo, D&D, etc… tengo una colección en casa interesante bautizada como el “Polinomio” (a alguien se le fue la olla y en vez de decir Monopolio dijo Polinomio).

Estaba muy chungo el tema de jugar, algún dia jugamos en un merendero, algunas noches en los bancos del parque, alguna noche de lluvia en unos frontones.., etc… Así que finalmente llegó el dia en que nuestra asociación alquilo un local donde jugar.

Para sufragar gastos, metimos a amigos y conocidos que no jugaban. Pero el tema se descontroló y había dias que entraba y me preguntaba ¿y este quien es?. Ese local fue la causa de un año de suspensos, la de peyas que hicimos para ir a la lonja. Lo normal era ir al local en vez de al insti y encontrarme a Iker tumbado en un sofá viendo Ace Ventura. Veiamos los dibujos y empezaban a llegar el resto de delincuentes, al final terminabamos jugando a algo, normalmente Hero Quest (¡con partidas de 3 tableros!), o nuestra liga de Blood Bowl o a Warhammer. La verdad es que fue una epoca super vergonzosa pero a la vez super feliz. Pero todo tiene que acabar.

No lo he dicho a nadie pero yo soy abstemio, no por enfermedad ni nada, por decisión propia (igual lo cuento en otro post), asíq eu los viernes a la noche y los Sabados noche no bajaba (que lo unico que hacian era emborracharse). Se vez que hubo dias en los que la gente desfasaba un poco (no voy a decir que la culpa era de los que no eran del club, pero es que la mayoria de las veces era así). Finalmente, llegamos un lunes y vimos la cinta de la policia, y nos llegó una denuncia. Y así se terminó nuestro local.

Hubo un pequeño intento de revivirlo en una pequeña lonja, pero el tema no triunfó.

Así que otra vez estabamos compuestos y sin sitio donde jugar, pero hechandole morro, conseguimos un aula en otra casa de la cultura. Los horarios eran un poco raros, pero aceptables. Así que continuamos jugando allí.

Sexta Etapa

En la casa de la cultura jugamos bastantes semanas, hasta que finalmente nos decidimos a alquilar otro local, este más serio. Confiamos en gente externa a la grupo de juego otra vez, por que pensabamos que no habría problema. EL local es pequeñito y estrecho, pero para la gente que eramos, venia de puta madre.

Se seguia jugando un poco menos que antes, (fines de semana y tal) pero se podia jugar a las noches, cosa que estaba muy bien.

Aún así por avatares de la vida, rencillas y roces internos, el grupo se fue separando poquito a poco, hasta que nos hemos quedado unos poquetes.

Por mi parte ahora le estoy dando más al tema de miniaturas que al del rol, mexplico, antes comprar rol estaba muy bien, por que habia manuales interesantes a precios asequibles. Ahora cualquier novedad te cuesta tus buenos 40€, eso si, tapa dura a color todo muy cuco, pero señores que yo quiero un manual para manosear y jugar… Bueno, el asunto es que tengo una pila bastante grandota de libracos, a los que posiblemente nunca tenga la oportunidad de jugar (más que nada por que hay muchas partidas y poco tiempo), asi que compro muuuuuy de vez en cuando, y cosas que realmente me interesen.

Las miniaturas me gustan, por que si pintas sin presión, te tiras horas y horas pintando desconectado de todo. Es un orgullo jugar con ellas (por que las has pintado tu) y intentas mejorar para que vayan quedando mejor y mejor. De mi parte no para que el contrario se sorprenda ni nada, simplemente el orgullo de hacer las cosas bien. Además, una caja de 6 miniaturas de metal, me dan para un mes, mientras que un libro me lo leo en menos de una semana.

La lonja no va muy bien que digamos, hay alternativas de otros sitios donde jugar, pero es que da pena dejarla hundirse…

El futuro

Incierto, yo creo que a este paso me veo pintando maquetas o algo, je,je,je,je. El tema de las miniaturas de metal se está poniendo chungo (incrementos del precio del metal y eso). Los juegos de rol que van saliendo nuevos me parecen para gafapastas amargados (yo estoy aqui para jugar, no para fijarme en mi angustia interna) o para powergamers acerrimos (tipo Anima, D&D 4ª, Roleage, etc…). Eso si, los videojuegos para mi creo que serán eternos.

Anuncios

2 comentarios en “Evolución de un Friki

  1. Petako, tio!

    Me ha gustado mucho el post, en algunas cosa me ha recordado mi propia trayectoria, supongo que todos seguimos caminos semejantes hasta que nos encontramos en una encrucijada.

    Lo del local, como tu mismo te daras cuenta, son cosas que pasan, pero…
    ¡La partida debe continuar! (KDT)

    Una cosa es cierta, cuando empieza a picar el mono, se empiezan a encontrar, de nuevo, lugares y horarios para quedar… supongo que seran rachas… yo ya me lo tomo ocn filosofia…

    Agur,
    Aingeru

    PS: La unica diferencia diferencia es que sabes que yo no me considero un friki…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s